Els poemes de l’Antonia Navarrete

Antonia 005

 

Ens complau publicar els poemes de l’Antonia Navarrete Lebrato en ells flueixen sensibilitat i humanitat, ens endinsen d’una manera senzilla envers una mirada al nostre cor i el de l’altre. Gràcies Antonia!

 

 

 

 

DAREMOS NUESTRAS MANOS

Andemos todos juntos
por el mismo caminar,
y demos nuestras manos
y el pan para brindar.

Será duro el camino
que pisemos al andar,
pero es nuestro destino
y tenemos que avanzar.

No le temáis al viento
que el viento ya no está,
solo está el amor divino
y el calor de la amistad.

Cantemos todos juntos
al bien de la verdad,
que nada es injusto
si no tiene maldad.

No quiero verte solo
escondido en el pajar,
quiero ver que sonríes
sin miedo a naufragar.

POR UN MUNDO MEJOR

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO ENERO 2013

 

¡NO SÉ QUE REGALAR!  

Hoy tengo una duda.

¡No sé que regalar!

quizás daré mi sangre

a quién la pueda necesitar. 

Quizás esté soñando

que lo van a trasplantar ,

o si lo están operando

se le pueda complicar. 

¡Por fin lo he decidido!

ya no tengo que pensar,

iré a donar mi sangre

y mi copa para brindar.

Mi regalo es humilde

pero lleno de bondad,

y me siento tan alegre

que lo voy a pregonar. 

Yo no tengo riqueza

ni joyas que regalarte,

pero tengo mi nobleza

y sangre para salvarte.

¡Que feliz que me siento!

mi corazón late deprisa,

sabe que quité sufrimiento

y regalé una bella sonrisa.

CON CARIÑO A LOS DONANTES DE SANGRE

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO DICIEMBRE 2011.

TODO SERÁ UN MAL SUEÑO

¡Háblame de tus noches inciertas!

del daño, que esconde tu cuerpo,

de goteros recorriendo tus venas

para curar el mal de tu pecho.

¡Cuéntame tus inquietudes!

cuéntame todos tus miedos,

no quiero que de mí dudes

y me cuentes tus desvelos.

¡Amiga dale ya la espalda!

que al final se aburrirá,

al verte fuerte y erguida

el bicho malo se marchará.

¡Uniremos nuestra fuerza!

lucharemos hasta el final,

hasta verte amiga curada

y liberada de todo mal.

¿Ves, como valió tu empeño?

¡hiciste muy bien en luchar!

ya todo será un mal sueño

del que tendrás que despertar.

¡Ya lo conseguiste amiga!

tu fuerza venció al bicho,

le ganaste la dura batalla

al no consentir su capricho.

CON CARIÑO A LA MUJER LUCHADORA

y regalé una bella sonrisa.

CON CARIÑO A LOS DONANTES DE SANGRE

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO DICIEMBRE 2011.

HOY SE DESPERTÓ UNA ESTRELLA

Hoy se despertó una estrella

 y está en el cielo alumbrando,

a los niños que juegan con ella

y sus destellos los está curando.

La estrella jugará contigo,

y su juego será especial,

se convertirá en un velero

para llevarte junto al mar.

Si miras por la ventana

y ves una estrella brillar,

piensa que ella te mira

y no quiere verte llorar.

En el aire, vuela un cometa

y busca la mano de un niño,

para que estire de su beta

mientras él le da su cariño.

Él quiere verte muy feliz,

y que sueñes con la luna,

y al tocar su larga nariz

se convierta en aceituna.

Él busca un amigo deprisa,

que aunque esté en la cama,

no pierda nunca la sonrisa

ni la esperanza ni la calma.

CON CARIÑO A LOS NIÑOS Y  A SUS FAMILIARES

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO .OCTUBRE 2010.

NO ESTÁS SOLO

Si preguntas donde estoy

yo te digo que contigo,

y no creas que me voy

de tu lado gran amigo.

Yo sé que te preguntas

por qué te ha escogido,

y no encuentras respuesta

ni ves que tenga sentido. 

Tú no pienses en nada

deja volar al destino,

el viento trae las hadas

que dejan libre el camino.

Pronto no quedará nada

será un pájaro herido,

que ya no tiene agallas

para meterse en el nido.

Será un halcón gigante

que va volando perdido,

pero tu gran brillante

lo dejará en el olvido.

Por ser el gran marinero

que no le temió al mar,

lo hiciste tu prisionero

en medio del vendaval.

 

Ya ganaste gran amigo

ya ganaste a tu rival,

ya eres libre marinero

por ser valiente y audaz.

 

CON CARIÑO A LOS QUE LUCHAN

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO .OCTUBRE 2010.

BÁLSAMO EN LOS SABLES

Fuego en la cumbre,

madre en la tierra,

pastora del cielo

y paz en las tinieblas.

Candil de mis noches

mi estela serena,

aroma de mis flores

y guía de mis riendas.

Agua en los manantiales

miel de azahar en la vida,

bálsamo en los sables

para curar las heridas.

Sirena en los mares,

paloma en la sierra,

con altos valores

contenta y risueña.

Querida por todos,

sin envidia de nada,

 pregonando a los vientos

soy pobre, pero honrada.

Así fue mi madre,

joyero de perlas y corales,

 para quitarme las penas

y curar mis males.

Con cariño a todas las madres .

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO  MAYO 2010.

CON CARIÑO A LOS QUE LUCHAN

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO .OCTUBRE 2010.

¡TOMA ESTA ROSA MADRE!

Los pétalos de esta rosa

están escritos por mi,

todos tienen los versos

que tú, me hiciste sentir.

Tienen palabras tan bellas,

por los besos de tu carmín,

por ser flor de tu primavera

en las noches, del mes de abril.

Fuiste para mi, la escalera

que gracias a ti, pude subir,

por quitarme la quimera

con la luz de tu candil.

Fuiste madre desde mi cuna,

la estrella más grande que vi,

 y la alegría de tus ojos

me hicieron siempre sonreír.

¡Toma esta rosa madre!

¡esta la cogí para ti!

el tallo tiene mi nombre

y el amor, que me diste a mi.

Nunca podré olvidarte

me diste siempre tu mano,

y al empujar de mi silla

muchas veces, te vi llorando.

CON CARIÑO A LAS MADRES

QUE DAN AMOR A SUS HIJOS

ANTONIA NARRETE LEBRATO .OCTUBRE 2010.

A-NAVARRA[1]

Dedicado a los donantes de médula ósea:

POR DARME SU MÉDULA ÓSEA

Sangre de mis venas,
¿dime que te pasa?
te veo muy enferma
y mi candil, se apaga.

Tengo miedo a perderte
y no ver el agua clara,
quisiera recuperarte
y ver el sol, cada mañana.

¡Luna! dile a las estrellas
que si ven, mi alma gemela
que le diga que yo la espero,
para curar mi leucemia.

Yo le daré las gracias
por darme su médula ósea,
por no sentir indiferencia
y ser conmigo tan generosa.

Por alumbrar mi camino
y embellecer mis rosas,
por hacer que mi destino
no tenga, olor a sombra.

Por hacerse donante
de una joya tan valiosa,
le diré que su diamante
hizo mi vida, mas hermosa.

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO, FEBRERO 2012

Dedicado a los que no se rinden:

NO TE PARES NI TE RINDAS

Ya se que es duro este camino
y no sabes si seguir o parar,
o preguntarle al destino
por qué te quiso alcanzar.

No te sientas tan vencido
y empieza pronto a luchar,
olvida los goteros corriendo
por las venas con su manjar.

No te pares ni te rindas,
mira siempre hacia delante
que te vea con las riendas
galopando tan campante.

Él está dispuesto a volar,
y a buscar la presa fácil,
que se deje siempre engañar
y tenerlo como un portátil.

Tú serás el gran gavilán
que destruya sus garras,
como el enfurecido huracán
que arranca las amarras.

Por verte fuerte y valiente
vio que no podía contigo,
por ser el cuchillo tajante
que lo acribilló con el filo.

ANTONIA NAVARRETE  LEBRATO, AGOSTO 2010
Dedicado a los niños y a sus familiares:

HOY SE DESPERTÓ UNA ESTRELLA

Hoy se despertó una estrella
y está en el cielo alumbrando,
a los niños que juegan con ella
y sus destellos los está curando.

La estrella jugará contigo,
y su juego será especial,
se convertirá en un velero
para llevarte junto al mar.

Si miras por la ventana
y ves una estrella brillar,
piensa que ella te mira
y no quiere verte llorar.

En el aire, vuela un cometa
y busca la mano de un niño,
para que estire de su beta
mientras él le da su cariño.

Él quiere verte muy feliz,
y que sueñes con la luna,
y al tocar su larga nariz
se convierta en aceituna.

Él busca un amigo deprisa,
que aunque esté en la cama,
no pierda nunca la sonrisa
ni la esperanza ni la calma.

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO, OCTUBRE 2010

DEDICADO A LAS MADRES CORAJE QUE ESTAN CERCA DE SUS HIJAS:
 ÉSTA LA COGÍ PARA TI
¡Madre, toma mi rosa,
esta la cogí para ti,
era la más hermosa
que hallé en mi jardín.
Ya le quité las espinas
como tu hiciste conmigo,
para evitar las heridas
que prepara el destino.
Yo limpié tu camino
quitando la broza seca,
por ser mi ejemplo divino
dejando las flores frescas.
Yo seré tu peregrino
y el bastón de tu mano,
por darme tu cariño
en momentos tan amargos.
Sólo tú me comprendiste
y escuchaste mi corazón,
jamás te arrepentiste
de ser balsamo de mi dolor.
Déjame soñar contigo
cuando mire al horizonte,
por ser mi espejo querido
y el pilar de mi soporte.
ANTONIA NAVARRETE VALENCIA. 17.05.2013