Entrevista a Rosanna Mirapeix. Psicooncóloga i oncosexóloga

rmirapeix_fotoQue la persona observe cambios positivos en su aspecto, en muchos casos implica reencontrarse nuevamente con una imagen corporal amiga, lo que puede facilitar recuperar su equilibrio y confianza.

Rosanna Mirapeix es psiconcòloga, oncosexóloga y autora de Juan Tiene bichos en la Sangre. Formar parte del equipo del Instituto de Psicología de Salud (IPSAL) y trabaja en la planta de oncología del Hospital Parc Taulí de Sabadell atendiendo enfermos oncológicos y sus familiares, al tiempo que realizando trabajos de investigación.

Tenemos interés en saber su opinión sobre por qué es importante que los pacientes se cuiden durante el tratamiento de un cáncer.

M.T.M .: ¿Qué aporta al paciente hacer frente a estos cambios físicos, como la pérdida del cabello, cejas y pestañas, secuelas del tratamiento oncológico. Es importante, no sólo tratar el cáncer sino sus consecuencias. Porque es fundamental tener un buen estado de ánimo para superar un cáncer?

R.M.: En este sentido pienso que hay que ser prudentes, por lo que afirmo que un buen estado de ánimo sea fundamental para superar un cáncer no me parece demasiado oportuno … desgraciadamente hay personas que son positivas frente al proceso de enfermedad y finalmente no lo superan. Lo que sí puedo decir es que un buen estado de ánimo conlleva una mejor calidad de vida y, por extensión, puede facilitar el proceso de adaptación a la enfermedad (adherencia a los tratamientos, etc.).

M.T.M.: Como todos sabemos la quimioterapia suele tener efectos secundarios en la piel, el cabello, las cejas y las pestañas. Es como una compensación emocional, el cuidado de esta parte física del cuerpo que dice a los otros como en el fondo nos sentimos por dentro?

R.M.: Aunque la mayoría de los efectos secundarios que refieres no tienen importancia clínica, en muchos casos sí tienen repercusiones emocionales -de carácter negativo- significativas para la persona que los padece. Así pues, si con “compensación emocional” te refieres a que cuidar la parte física puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, te tengo que decir que sí. Que la persona observe cambios positivos en su aspecto, en muchos casos implica reencontrarse nuevamente con una imagen corporal amiga, lo que puede facilitar recuperar su equilibrio y confianza.

M.T.M.: Cómo se explica que una sesión de maquillaje (un pequeño taller) pensado para mujeres con cáncer ayude de forma efectiva a recuperar la propia imagen, la identidad, sentirse mejor e incluso ir más allá de la piel?

R.M.: Una sesión de maquillaje, aunque de entrada puede parecer fútil, conlleva en muchas ocasiones este reencuentro con la propia imagen y, por tanto, desde mi punto de vista, es muy importante promoverlas. Nuestra experiencia en el hospital Taulí refuerza estas palabras: prácticamente todas las mujeres que a lo largo de este año han pasado por el taller de maquillaje que promueve su asociación, refieren sentirse mucho mejor, ya que, en poco tiempo, consiguen no sólo transformar positivamente su aspecto, sino que aprenden técnicas para consolidar su nueva imagen en su día a día y esto, sin duda, es muy válido y eficaz para mejorar la calidad de vida.

M.T.M.: El maquillaje oncológico es una frivolidad o verdaderamente puede ayudar a las pacientes de cáncer a sentirse mejor y más guapas? ¿Es terapéutico?

R.M.: La imagen personal está íntimamente ligada con la autoestima y el autoconcepto, por tanto, es importante contemplarlo, en cualquier caso, pero ante una enfermedad oncológica todavía hay que ser más cuidadoso y estar más atento. Debemos tener en cuenta que los tratamientos son a veces agresivos y comportan gran malestar físico. Por otra parte, los procesos oncológicos suelen generar miedo, rabia, incertidumbre … lo que, habitualmente, implica una bajada de ánimo. Si en esta circunstancia tan comprometida y difícil le añadimos que la persona también pierde la imagen de sí misma a la que estaba acostumbrada, el dolor emocional se acentúa, por tanto, intentar ayudar a que la persona se recupere en este sentido, nunca se puede considerar frívolo y si muy terapéutico.

M. Teresa Mariano

Voluntaria PICAM en el Área de Comunicación

Edita: Prevenció i Informació Càncer Molins

“Artículo propiedad de PICAM. Prohibida su reproducción, tanto de texto como de imagen, sin consentimiento de la Asociación Prevenció i Informació Càncer Molins”.