ENTREVISTA DRA. ALBA CATALÀ. DERMATÒLOGA

foto dra. Alba CatalàCómo muchas personas saben, a partir de 1923 se empieza a poner de moda estar bronceado; es cuando  Coco Chanel, al volver de unas vacaciones en un yate, luce una piel morena por el sol, y a partir de entonces  esta costumbre ha ido además, convirtiéndose en la moda de los siglos XX y principios del XXI.

Junto con esta moda, también ha ido creciendo el número de cánceres de piel o melanoma en nuestro país. Se estima que cada año aumenta un 10%.

Y, en algunos países del norte  de Europa con piel más clara que la nuestra y con una incidencia más alta de melanoma, nos han solicitado ayuda, para concienciar a los turistas de sus países, que vienen a España, para que tomen conciencia del peligro que supone tomar el sol de forma inadecuada.

Para que nos aclare algunas dudas, y nos aconseje, ahora que ya estamos a las puertas del verano, entrevistamos a la Dra. Alba. Català, especialista en dermatología. Forma parte del equipo de la Clínica Teknon, ha publicado numerosos artículos dermatológicos y participa activamente en diferentes congresos médicos.

Ha tenido la amabilidad de colaborar con PICAM al ofrecernos unas pautas para la prevención del melanoma y otros efectos nocivos del sol sobre la piel.

 

  1. M.: Cómo se tiene que aplicar un fotoprotector?
  2. Català: Se recomienda utilizar un protector solar de amplio espectro. Protección frente a las radiaciones ultravioleta (UVA y UVB), e Infrarrojo.
  3. Aplicar 30 minutos antes de la exposición solar, antes de salir de casa.
  4. Darlo con generosidad y de manera uniforme.
  5. Utilizar un protector con un índice FPS (Factor de protección solar) de mínimo 30. En niños, gente mayor, cara y escote se recomienda un FPS 50+.
  6. Tiene que cubrir todo el cuerpo: no olvidar zonas como las orejas, la nuca, los labios o los pies. Si la persona tiene poco pelo, no olvidar proteger el cuero cabelludo.

@E. Para su total efectividad, este se tiene que aplicar sobre la piel seca. Generalmente, se recomienda una reaplicación cada 2 horas, sobre todo si se ha bañado, rozado o ha sudado mucho.

  1. Utiliza filtros resistentes al agua, sobre todo si se realizan actividades o deportes al aire libre que impliquen sudoración o baño.

 

B.M.: Cuáles son los errores a la hora de usar el fotoprotector?

  1. Català: Podemos decir que hay 5 errores básicos:

1) Aplicar sólo en la playa o la piscina

Hazlo también al salir a la calle, incluso si tienes la piel resistente al sol. Usarlo diariamente retrasa las arrugas, está demostrado que hacerlo puede reducir el envejecimiento cutáneo.

2) Escoger cualquier fotoprotector

No te fijes sólo en el FPS. Porque traigan el mismo número, 30 por ejemplo, no es igual que sean de cualquier marca. Al margen que hay texturas más agradables y convenientes que otros, piensa que los muy económicos, aunque protejan de las radiaciones UVA y UVB, no lo hacen en la misma medida que los fotoprotectores de calidad. Los filtros solares tienen que ser de amplio espectro y fotoestables.

3) Olvidar proteger las zonas escondidas

No olvides proteger del sol las orejas, la nuca, los dedos de los pies y, sobre todo, el escote, que tiene una piel muy fina y es una zona donde el sol incide directamente.

4) Escatimar  con la cantidad.

Cubre bien todo el cuerpo. La mayoría de personas aplican sólo entre el 25 y el 50% de la cantidad realmente necesaria. Utiliza la dosis idónea. Para obtener el nivel de protección indicado en el envase tienes que aplicar el protector de forma generosa, hasta que toda la piel esté muy cubierta de producto. Hacen falta unos 30 ml para cada aplicación en un adulto el que equivale a la medida de una pelota de golf (en un envase de 200 ml en 7 veces lo tendríamos que haber gastado).

5) Usar productos del año anterior

Hay que mirar el PAO (period after opening) o plazo de utilización de productos cosméticos después de su apertura. En el caso de los protectores solares: el plazo oscila entre 6 y 12 meses, dependiendo del filtro.

 

Berna Moreira

Voluntaria de PICAM