Roser Lanaspa Gatnau de Häfliger. Escultora

PICAM. Roser Lanaspa.Roser Lanaspa Gatnau de Häfliger, como a ella le gusta que la llamen, nació en Barcelona, ​​está casada tiene cuatro hijos y tres nietos. Cuando cursaba estudios de Ciencias Empresariales, descubre su amor por el arte; y es en la Escuela de Arte Massana de Barcelona, ​​donde se gradúa en Artes Aplicadas en la especialidad de Escultura.

En 1972 se casa con Theo Häfliger. Durante los 15 años siguientes vive en diferentes continentes y nacen sus hijos durante su estancia en Sudán, Egipto y Argentina.

En Indonesia estudia el Arte del Batik Clásico con la utilización del “Tjanting” y en Argentina la Fotografía Artística.

En 1988 se instala en Suiza y desde 1990 realiza más de cincuenta exposiciones escultóricas en galerías, centros sanitarios y culturales en diferentes países. También recibe varios encargos de obras públicas.

Es en 1994 cuando un cáncer de mama le muestra el lado “duro” de la vida. Tras su recuperación, decide romper con el “tabú” cáncer de mama, y ​​es cuando a partir de este momento que, intenta ser transmisora ​​de un mensaje de esperanza y entereza, compartiendo sus sentimientos y experiencias; utilizando sus “manos” en la realización de esculturas llenas de sensibilidad y fuerza.

Desde 2005 se dedica también a la pintura, y nos dice “La pintura me da el equilibrio entre dar forma a los sentimientos y dejar libre curso a la imaginación con la ayuda de los colores”.

 En 2008 fue Premio de Escultura en la exposición internacional “Ley de Arte”; en 2010 Premio de Cultura de la ciudad de Aesch en Suiza, y en 2011 Premio de Escultura en la Muestra de Invierno de Arte Moderno, Lleida.

También, colabora en coloquios, congresos, colegios e instituciones.

En PICAM tenemos el honor de entrevistarla. La conocimos por sus esculturas, parte importante de su obra, pero como se puede deducir la podemos encontrar en otras facetas artísticas como: el arte sacra, la pintura y la fotografía.

Desde el 3 hasta el 27 de febrero del 2017 se puede ver una exposición, organizada por PICAM, de una parte de sus esculturas sobre la temática del cáncer en la entrada principal del Consorci Sanitari de Parc Taulí de Sabadell.

Las obras de Roser Lanaspa Häfliger, como se pueden imaginar, tienen una sensibilidad muy, pero que muy especial que cautivan (hay que verla). En su web a la presentación dice: “Trato con mi trabajo de establecer un diálogo con el mundo, donde el amor, la amistad, la familia, el dolor, la fuerza, la enfermedad, la esperanza, el afecto, la comprensión, etc. se pueda comunicar sin palabras. “Y también” Con una serie especial de esculturas quisiera romper el tabú del cáncer de mama y demostrar, lo importante es la fuerza del amor, de la comprensión y de la autoestima, para vencer esta enfermedad “. Con estas frases podemos intuir cómo es su obra y personalidad; pero aquí intentaremos profundizar un poco más.

 M.T .: Tengo entendido que viviste en diferentes lugares peninsulares?

R.L .: Si, por el trabajo de mi padre viví en diferentes lugares, Salamanca, Valladolid, Puente Genil, Madrid y Barcelona. Con mis padres, aprendí a adaptarme en los diferentes lugares, y eso fue una gran lección para mi vida futura.

 M.T .: Como es que vives en Suiza?

R.L .: Por amor … al año setenta conocí a mi marido suizo en Sevilla, y …

 M.T .: Como surgieron tus esculturas sobre el cáncer de mama?

R.L .: Son algo de imprescindibles, forman parte de mi proceso de la enfermedad, sentir la empatía de los que te rodean da fuerza al alma y al cuerpo.

 M.T .: Fue una terapia para ti hacer estas esculturas?

R.L .: Por supuesto, tuve que enfrentarme directamente con mi cuerpo mutilado y, conseguirlo y aceptarlo.

Y, sobre todo demostrar, que a pesar de todo, seguimos siendo mujeres, y lo importante que es aceptarse a sí misma, compartir los sentimientos y dejarse querer.

 M.T .: ¿Pensaste en algún momento, que podrías ayudar a otras mujeres que estuvieran pasando por la enfermedad?

R.L .: Después de vivir en 1994, el proceso y la muerte de mi madre por esta enfermedad. A los 2 meses descubrí que yo también la padecía … Necesité plasmar en esculturas los miedos, frustración y rabia que sentía en ese momento.

 M.T .: Tengo entendido que también querías que fueran un agradecimiento a tu familia?

R.L .: Si, sobre todo a mi marido, que nunca me hizo sentir menos mujer, aunque me tuvieron que amputar dos pechos, y siempre me valoró como persona.

 M.T .: Tus hijos como lo vivieron?

R.L .: Mis hijas con serenidad, ya tenían 15 y 18 años. El pequeño con mucha inseguridad y expectación, tuve que crear una escultura para comunicarme con él a través de ella.

 M.T .: Hay un tema que creo es importante y que tú has reflexionado sobre él. Porque los hombres no hablan del cáncer de mama. Es que sólo aman a sus mujeres por su físico? Después de la operación y del tratamiento actúan como si nada hubiera pasado? Porque?

R.L .: En el fondo es por miedo e inseguridad, y prefieren no hablar del tema, con ello se equivocan profundamente, ya que nosotras necesitamos hablar de nuestros miedos con las personas que queremos y tenemos más cerca.

 M.T .: Tenemos miedo de que la sociedad nos considere débiles?

R.L .: En general sí, existe la tendencia a demostrar que somos “superwoman”, y todo, que por lo general lo somos … ja, ja, ja … también nos caemos.

 M.T .: Porque hay miedo a la compasión. La compasión no es amor?

R.L .: Porque justamente la palabra “compasión” se confunde con “lástima” o “pobrecita, qué pena” es mal entendida. Creo que falta maduración en este aspecto.

 M.T .: La sociedad en la que vivimos parece que no hay lugar para el débil, el enfermo, el menos inteligente, ni por sentimientos tan humanos como el miedo o el duelo? Porque crees que es esto?

R.L .: Porque estamos creando una sociedad, donde la tendencia es admirar a los fuertes, inteligentes, competitivos, de buena apariencia, etc. y olvidamos que los que están enfermos y sienten miedo, no son menos inteligentes, fuertes, etc .; la vida les ha puesto a prueba y en general estas personas, después del proceso de la enfermedad, renacen con más energía, fortaleza y humanidad

Hemos conocido un poco más a Roser Lanaspa Gatnau de Häfliger, una gran artista. Pero sobre todo, una gran persona. Gracias!

Para saber más; (Biografía, esculturas, arte sacra, cuadros, exposiciones, conferencias, premios, …): http://www.roser-art.com/

M. Teresa Mariano

Voluntaria de PICAM en el Área de Comunicación

Edita: Prevenció i Informació Càncer Molins

“Articulo propiedad de PICAM. Prohibida su reproducción, tanto del texto com de la imagen, sin el consentimiento de la Associación Prevenció i Informació Càncer Molins”.

 


About picam

Associació que deixem perruques gratis a dones amb càncer que no tenen recursos per comprar-ne una. Si tens una perruca i ja no et serveix. La passem a recollir gratuïtament/Asociación que dejamos pelucas gratis a mujeres con cáncer que no tienen recursos para comprar una. Si tienes una peluca y no te sirve. La pasamos a recoger gratuitamente.